Skip to main content

Por Roosevelt Castro B.

La clasificación de Panamá por primera vez a un Mundial de Fútbol retumbó en el país centroamericano. El héroe nacional fue el colombiano Hernán “Bolillo” Gómez.  Rusia 2018 albergó las ilusiones canaleras con la pelota. Sus casi 4 millones y medio de habitantes diseminados por todo el territorio constituido por 10 provincias y por seis comarcas indígenas, gritaron al unisono: ¡Panamá mundialista!, ¡Bolillo ídolo! 

El beisbol, considerado deporte nacional, vio fisurar su hegemonía ante la hazaña mundialista del técnico colombiano.

La recién creada Liga Panameña de Fútbol es uno de los resultados colaterales que dio la clasificación del balompié panameño al Mundial Ruso. La asociación deportiva, independiente de la Federación Panameña de Fútbol, presidida por Mario Corro y que aglutina a los 72 clubes participan en las categorías profesionales, tanto en la rama masculina como femenina, cumplirá su primer año de vida institucional este 29 de diciembre.  

Ahora el fútbol canalero está ganando espacio entre los niños y jóvenes del país. Junior San Miguelito es uno de los clubes que empieza a incursionar en el ámbito nacional e internacional. Los actuales campeones del Medellín Soccer Cup de la categoría sub 12, vienen a seguir el legado dejado por Hernán Darío Gómez en Panamá.

“Tenemos un total de 180 niños en nuestra escuela, con sede en el Distrito de San Miguelito de ciudad de Panamá. Es la segunda vez que participamos. En el 2019 obtuvimos el campeonato en la categoría sub. Ahora venimos con 49 niños divididos en 3 equipos, un sub 8, un sub 10 y un sub 12”, comenta Brunet Hay Pino, delegado del club panameño y quien jugara para el DIM, campeón de 2009 con Leonel Álvarez.

“Al Festival llegamos buscando en internet un torneo serio, con buena organización, que fuera seguro para nuestros niños y muchas de esas y otras garantías las encontramos aquí. Además, porque ya conocía la ciudad.  Contactamos a los organizadores y nos inscribimos”, afirma Hay Pino.

Como filial del Sporting San Miguelito y con solo casi un lustro de vida institucional, el club tiene como filosofía “Primero el estudio, segundo el fútbol” y así se lo hacen saber a todos sus patrocinadores, muchos de ellos padres de familia.

De esta manera, el balompié de Panamá sigue el legado  por jugadores históricos como  Luis Ernesto Tapia, Armando Dely Valdés, Rommel Fernández, Julio César Dely Valdés, Jaime Penedo, Román Torres, Felipe Baloy, Blas Pérez, Luis Tejada y especialmente el dejado por el técnico antioqueño “El Bolillo” Gómez.