Skip to main content

Por Jorge Andrés Zuluaga

“Nosotros somos de Quilla, nací en Curramba,
Orgullo de mi ciudad porque Quilla manda”

Son los cánticos que se escucharon de los 14 niños del Killa FC luego de vencer en la final de la Copa Oro sub 13 a Fortaleza CEIF por 2-1. Ambos goles del equipo atlanticense llegaron gracias a la pierna derecha de su número 10, Dylan Cogollo.

Fue un partido lleno de tensión. Mientras esperaba el pitazo final para dictaminar el triunfo definitivo, el técnico de Quilla, José Vanegas, vivía el encuentro desde la raya corriendo desde un extremo a otro del campo. Sus corpulentos gritos retumbaban por toda la cancha número dos de la Unidad Deportiva Belén, decía “papa y yuca” una y otra vez.

“Lo que quiero decir con esa expresión es que hay que tener carácter, personalidad, concentración y no se puede dar nada por perdido”, comenta el DT. Su experiencia como jugador profesional de Barranquilla FC le hizo vivir el fútbol con pasión, como si fuera él uno de los 11 jugadores que disputan el balón.

La parte espiritual también juega un papel muy importante en el equipo currambero. Luego del triunfo, con los ojos llenos de lágrimas y las voces entrecortadas, los jugadores y su timonel emprendieron una oración mirando hacia lo alto. Dios lo es todo para ellos.

“Trato de inculcarles ese espíritu de Dios a los muchachos para que confíen y tengan fe”, explica Vanegas, que además de liderar las oraciones también dirige los cánticos de festejo. Y no es para menos, la última vez que habían venido al torneo fueron subcampeones y la Medellín Soccer Cup les dio revancha.

La figura del encuentro, Dylan Cogollo, dijo: “Ayer en el hotel rezamos todos para poder salir hoy campeones del torneo”. Fue una tarde soñada para él ya que marcó los dos goles de su equipo y el segundo fue un tiro libre magistral en los últimos minutos del encuentro.

Killa FC es una escuela que nació en 2015 como proyecto de la Secretaría Distrital de Barranquilla. Tienen en sus filos aproximadamente 140 niños nacidos entre el 2012 y 2004. Es un proyecto que viene consolidándose y su equipo sub 13 con su triunfo les demostró a sus rivales que quien lo vive es quien lo goza.