Skip to main content

Por Santiago Mejía

Samuel Portillo es el capitán del equipo Santa Fe en la categoría sub-13 y acompañará al equipo desde el banco debido a una lesión.

El pasado miércoles el cuadro capitalino perdió un partido en la última jugada, lo que causó en el jugador impotencia y desconsuelo, debido a esto decidió pegarle un golpe a uno de los tres palos del arco, causándole inmediatamente una fractura en el quinto metatarsiano de su mano derecha.

Aunque el futbolista se perderá el resto de la Medellín Soccer cup, no deja de acompañar a sus amigos con gritos y aplausos, siente que, aunque esté afuera del campo de juego sigue siendo el capitán. Para sus compañeros es una pena no contar con el jugador más pasional de la plantilla y sabrán que hará mucha falta cuando enfrenten a Palermo en la final de Bronce.

Para Miguel Ángel Guzmán, director técnico del equipo, fue una situación que lo afectó a él y al resto del equipo, entendiendo siempre que este deporte genera sensaciones encontradas y todo puede pasar, pone de ejemplo lo sucedido con Samuel para pensar con cabeza fría en otras competiciones.