Skip to main content

También lo llaman portero, guardameta, golero, cancerbero o guardavallas, pero bien podría ser llamado mártir, paganini, penitente o payaso de las bofetadas. Dicen que donde él pisa, nunca más crece el césped. Es uno solo. Está condenado a mirar el partido de lejos. Sin moverse de la meta aguarda a solas, entre los tres palos, su fusilamiento”

(El Arquero- “Fútbol a sol y sombra”- Eduardo Galeano)

Por Roosevelt Castro B.

Dice Eduardo Galeano, en su libro “Fútbol a sol y sombra”, que el portero es el payaso de las bofetadas. Para su fortuna, Manuela Estrada Arias y su club Formas Intimas, no creen en los conceptos de los que habla el escritor uruguayo.

En lo que sí está de acuerdo con el hombre de las letras charrúa es que en su puesto de portera “se puede pasar de heroína a villana en cuestión de minutos”.  “Puedes ser la figura del partido, pero te convierten un gol en los últimos minutos y podés perderlo”, afirma la preadolescente, nacida en Medellín, el 24 de diciembre de 2006, como regalo navideño de Juan Carlos, exfutbolista profesional, y de Teresa.

Inicios

“En el puesto de portera creo que influyó mucho el paraguayo Aldo Bobadilla y el título del 2009 con el DIM. Ella salió con el equipo a la cancha y creo que tuvo un gran impacto en Manuela”, evoca el padre amoroso de la joven guardavallas, quien participa por primera vez en el Medellín Soccer Cup.

Es que la hincha de “El Poderoso” saltó al gramado del estadio Atanasio Girardot en los brazos de su ídolo rojo, para ver los goles de Jackson Martínez y de Luis Fernando Mosquera en el empate 2-2 contra Huila y escuchar los cánticos de los Rexixtentex celebrando su quinta estrella, bajo la batuta de Leonel Álvarez.  Los escarlatas antioqueños venían de triunfar en el partido de ida jugado en el Plazas Alcid de Neiva, con anotación del chocoano Jackson Martínez.  De ahí que el dramático empate le sirviera al DIM para obtener el campeonato un 20 de diciembre, con “El Coloso de la 74” completamente lleno.

Aunque son recuerdos borrosos, lo que si tiene fresco en la memoria es que a ella le gustaba también el puesto de defensa central, ese en el que hizo historia su padre, a quien conocían como “El Gamo” por su gran saltabilidad.

“Un día de 2015 estaba jugando con mi club de Formas Intimas como defensa y nos estaban goleando. La niña que estaba en la portería lloraba desconsolada. Opté por reemplazarla y me quedó gustando ese puesto”, recuerda con una claridad mental la estudiante de décimo grado del Colegio Padre Manyanet.

Grandes triunfos, grandes atajadas

De eso han transcurrido más de 6 años, en los que ha ganado más de 12 títulos tanto en Intercolegiados como con el Ponyfutbol y que la motivan a seguir esta difícil profesión.  “Quiero llegar a instancias internacionales. Estar en el fútbol universitario de los Estados Unidos o de Europa. Igualmente, capacitarme para convertirme en entrenadora de este deporte que heredé de mi padre, lo mismo que sus grandes valores como la humildad y lo buena persona que siempre ha sido y que muchos hinchas del DIM aun lo recuerdan”, comenta la quinceañera con una fluidez verbal que asombra y la amante de las personas integras, así como de las pastas o las comidas de mar o mexicana e igualmente  la admiradora del colombiano  Andrés Mosquera Marmolejo  o de los alemanes Marc-André ter Stegen o Manuel Peter Neuer en su puesto de guardameta.

Este martes 14 de diciembre, la espera su debut en la décima versión del Medellín Soccer Cup defendiendo los colores de su equipo contra el Atlético Nacional, en la categoría sub 15. El partido se desarrollará en la cancha de Santa Lucia a partir de las 8:30 a.m.

Así Manuela seguirá volando alto sin preocuparse de convertirse en ese paganini o el payaso de las bofetadas de los que habla Eduardo Galeano, pues sabe que ella y sus compañeras del Club Formas Intimas son las últimas campeonas en la categoría Sub 15 de la Liga Antioqueña de Fútbol.