Skip to main content

Por Santiago Mejía

Alexandra Ávila y Jairo Cárdenas son los padres de Saray, jugadora del Independiente Santa Fe de la categoría sub-12 que participa en Medellín Soccer Cup.

Ambos tienen una empresa de reciclaje en la ciudad de Bogotá y decidieron suspender sus responsabilidades laborales toda esta semana para acompañar a la joven promesa del fútbol femenino. Por otra parte, están fascinados del desempeño del Club hasta el momento y también de la ciudad que los acogió.

En la futbolista se refleja la alegría que le han inculcado sus padres, esto último debido a que, durante el partido frente al Atlético Nacional, nunca dejaron de acompañarla con aplausos, gritos y reconocimientos, tanto así que Saray sufrió un duro golpe en el partido, pero la presencia de sus padres fue suficiente para superar ese duro momento.

Para Alexandra su sueño es ver a su hija triunfando en el equipo de sus amores, el Independiente Santa Fe. Mientras que, para Jairo, ver a su hija cumpliendo sus metas es todo en su vida, esto último lo refleja cuando su primogénita está en el campo de juego, ya que se vive el partido como si estuviera participando en él.

Esta familia refleja el sacrificio que hacen por ver jugar a su hija, después de un tedioso viaje de doce horas desde Bogotá hasta Medellín, buscarán alcanzar el sueño de la promesa femenina, ser una pieza clave en el equipo y en el futuro ser la mejor futbolista del plantel profesional en el equipo capitalino.