Skip to main content

Por Daniela Paniagua Jiménez

Pasados largos meses, llenos de competencias, partidos, tensión y emociones, Envigado llegó a Medellín Soccer Cup. La Escuela de Fútbol de Envigado dirigida por el profesor Mateo Brand Velásquez llegó con tiquete directo al festival base más grande de Latinoamérica, luego de su participación en el Torneo de la Asociación de Redactores Deportivos de Antioquia.

Con la misma pasión que solo puede generar el deporte, Mateo, de un lado para otro, se mantiene firme, concentrado y con fe, analizando el juego, pues él considera esta la clave para triunfar y seguir adelante: “yo creo que la clave es el trabajo del análisis, porque cuando conoces a tus deportistas, sabes para donde vas”, expresó.

Igualmente, ‘Teo’, como es conocido por la mayoría, sabe que lo más importante es el respaldo de lo que él considera la familia. “Lo más importante para mí es la familia, que haya familia dentro y fuera de la cancha”, afirmó enfático el director técnico, antes de iniciar el juego y al salir del campo, con la satisfacción y a la vez presión de la labor cumplida.

A su lado, siempre está su novia Juliana Henao, quien se ha convertido prácticamente en su asistente, como ella mismo lo dice entre risas. “Llegó un momento donde ya lo acompañaba a todo”. El fútbol los ha unido más, de hecho van al Estadio siempre juntos, a ver a Medellín, Nacional, Envigado, y por supuesto a su equipo en la cancha que toque.

Mateo dirige hace aproximadamente dos años, porque primero trabajó como formador de las categorías más pequeñas en el elenco envigadeño. Este año le dieron la categoría 2009, por la que nadie daba un peso: “todo el mundo nos ganaba. Hice una variación porque yo lo que quería es que ellos fueran jugadores polifuncionales y con trabajo en equipo y técnica hemos logrado cosas muy significativas”, finalizó Mateo, pues siguen jugando para estar presentes en más torneos.