Skip to main content

Por Jorge Andrés Zuluaga

Después de un viaje de 12 horas, los jugadores del equipo austral Fútbol Arias llegaron a Medellín para “cumplir un sueño”, como lo dice el Director Técnico del equipo, Bryan Arias. Es la primera vez que traen una delegación a la ciudad y esperan dejar en alto su bandera azul, blanca y roja.

Chillán, una ciudad ubicada a 450 kilómetros de Santiago de Chile, es el hogar de estos deportistas y el apoyo de esa comunidad fue muy importante para que las categorías sub 16 y sub 18 pudieran viajar a participar del torneo en tierras antioqueñas. Al principio muchos padres de los jóvenes sintieron un poco de preocupación por el estigma de inseguridad y peligro que tiene Medellín ante el mundo, sin embargo, el recibimiento de los paisas, la tranquilidad y el calor de la ciudad los hicieron cambiar de opinión.

El equipo Fútbol Arias lleva ocho años de existencia, han tenido equipos bicampeones en Mendoza, Argentina y han ganado varios torneos en Chile, lo que los hace una institución referente para la formación de los futuros futbolistas chillanejos.

Es la primera vez que Victor Astorga, arquero de la categoría sub 16, sale de su país y estaba muy ansioso por venir a Medellín. Lo que más le gusta de la ciudad es “el cariño que la gente le demuestra a las personas de afuera”. Los primeros equipos del fútbol profesional colombiano que se le vienen a la cabeza son Atlético Nacional y América de Cali.

“Mi sueño es llegar a ser futbolista profesional y me gustaría jugar en la Universidad de Chile”, dice Astorga mientras observa la inauguración del torneo en el estadio Atanasio Girardot, lugar donde se hizo grande uno de sus referentes en el arco: David Ospina.