Skip to main content

Por Jorge Andrés Zuluaga

“No es un club, es una escuela”, es la primera aclaración que hace Iliana Cordero, directora de B You Academy, que vino a la Medellín Soccer Cup desde Caguas, Puerto Rico a mostrar que el deporte y la academia no son antagonistas.

La escuela tiene alrededor de 500 estudiantes. Hablamos con Iliana y nos contó sobre la historia y la función que cumple esta institución en el país boricua.

B You Academy

¿Cómo nació B You Academy?

Nació en el corazón de dos padres en Puerto Rico en 2016, digo dos padres porque yo soy directora escolar de profesión y mi esposo es deportista, nosotros tuvimos dos hijos y decidimos ofrecerles una escuela que tuviera deporte, que ellos pudieran ir a allí y pudieran hacer deporte.

¿Por qué eligieron ese nombre?

Be You (que en inglés significa sé tú) porque queríamos un lugar en donde los atletas pudieran ser ellos y sentirse como ellos, o sea que pudieran hacer lo que les exige el gobierno, que es estudiar pero puedan también hacer lo que ellos quieran hacer con el deporte.

¿Qué grados abarcan dentro de la escuela?

Nosotros tenemos desde kinder beginners, que es un programa para estudiantes de tres años y nueve meses en adelante, a partir de esa edad empiezan a entrenar. Comienzan en Kinder y van hasta el grado 12.

¿Cómo es la jornada de los estudiantes?

De 7:30 a 12:30 del mediodía tienen el programa académico. Luego, de 1:00 a 4:30 de la tarde tienen el programa deportivo. Cuando termina el viernes ya ellos han entrenado cinco días. Es una formación integral.

¿Y qué pasa cuando se gradúan?

Trabajamos con un college placement, que es una persona que se emplea para integrarlos a la vida universitaria, nosotros los preparamos para independizarlos. Luego ellos hacen videos de exposición, los mandamos a más de 300 instituciones y los acomodados en universidades dentro o fuera de Puerto Rico. Tenemos estudiantes en España, en Latinoamérica, Puerto Rico y Estados Unidos con beca universitaria.

¿Cuál es la razón social de la escuela?

Nuestra filosofía tiene dos bases muy importantes: la primera es la de los valores. Una de nuestras premisas más importantes es que los estudiantes son atletas que no se abochornan del evangelio. Nosotros somos una iIglesia-escuela. Servimos al señor, les enseñamos a los estudiantes a conectarse con Dios y que donde vayan representen al señor.

¿Qué tipo de educación emplean?

Nosotros aplicamos la educación finlandesa, que es constructivista, es decir que se aprende mientras se hace. Al ser tan activos son estudiantes entonces llevamos las actividades físicas alineadas dentro de la sala de clase. Ellos pueden tener una bola en la mano mientras aprenden, se pueden sentar en el piso, quitarse los zapatos. Es una educación muy humanista, donde el estudiante puede sentirse a gusto en explicar cómo se siente. Además todos estos estudiantes que están aquí tuvieron que asegurarse que su promedio estuviera por encima de tres puntos para poner venir acá a representar la escuela.

¿Cómo ha sido la experiencia en este torneo?

Ha sido muy buena. La cultura es bien diferente a la de nosotros. Es bonito, hay mucho movimiento. Es bien alegre, se siente como si uno estuviera en familia en vacaciones, ha sido una experiencia bien bonita para ellos.

¿Volverían a la Medellín Soccer Cup?

Sí. Este año solo trajimos la categoría sub 17 pero estamos pensando en traer para el próximo año otra categoría más pequeña, quizá una sub 13 o sub 15. Nos gusta exponer a los nenes con otros países y otros talentos para ver en qué nivel están nuestros atletas.